PREVENCION VIA PUBLICA

 En su Vehiculo:

  • Los momentos de  riesgo son: al abordar su vehículo, al  de él, y al encontrarse detenido ya sea por un semáforo, atascado en el medio del tránsito, o por un desperfecto real o provocado. 
  • Cuando se aproxime a su vehículo lleve las llaves listas en la mano, y revise visualmente el interior antes de abrir la puerta. 
  •  Cuando ingrese al vehículo, cierre las puertas y trábelas de inmediato. Recién después de haber trabado las puertas, prenda el motor, encienda las luces, etcétera. 
  • Trate de circular por vías principales y bien iluminadas. Si  viajes por carreteras aislados o de poco tráfico, evite transitarlas en horario nocturno. 
    • Si es notificado por el conductor de otro vehículo sobre un problema con el suyo, por ejemplo un neumático bajo, no se detenga sino en una estación de servicio o en una zona poblada. 
    • Si su vehículo es chocado levemente y es de noche o es un sitio despoblado, no se detenga, por el contrario trate de salir rápidamente de esta situación, pues esta es una de las formas de actuar de la delincuencia para hacerlo detener. 

  • Nunca se estacione en sitios oscuros. Si se estaciona de día y va a regresar de noche, trate de verificar si hay alumbrado en el sitio. 
  • No tenga en su vehículo recibos u otros documentos en los que aparezcan la dirección de su casa o trabajo. Tampoco deje las llaves de dichos sitios en el auto, ni deje el carné de circulación del vehículo en la guantera. Llévelo junto a su documentación personal. 
  • Tenga cuidado al entregar su vehículo en un garaje o estacionamiento; fíjese que el empleado esté identificado y exija un ticket a cambio. 
  • Todas las autopistas y carreteras de acceso al área metropolitana son peligrosas, sobre todo en horario nocturno. Si usted se accidenta en una de estas vías por un violento estallido del parabrisas o un repentino pinchazo, esto podría ser provocado por delincuentes; trate de no detenerse en ese lugar, baje la velocidad y deténgase más adelante en un sitio más seguro. Afiliarse a planes de auxilio vial en carreteras es una buena idea. 
  • No utilice llaveros que tengan sus datos personales; esto hace que usted pueda ser ubicado por un delincuente. 
  • Instale en su automóvil dispositivos antirrobo. Puede utilizar barras metálicas ajustadas al volante desde el freno o embrague o usar cadenas de seguridad. Un dispositivo electrónico con alarma acústica y cortacorriente que se active cuando ocurra una apertura indebida, con el mando a distancia y además provisto de una fuente de energía diferente a la batería del automóvil, es el dispositivo ideal. 
  • Es recomendable grabar el número de la matrícula en parabrisas, ventanillas, retrovisores, etcétera. 
  • Cada vez que salga de su automóvil apáguelo, saque la llave del encendido, deje el volante bloqueado y cierre bien las puertas con los seguros pasados; cerciórese que las ventanillas estén subidas a tope y que la portezuela de su maletero esté bien cerrada. Conecte las alarmas. Tome siempre estas precauciones aun cuando abandone su automóvil sólo por un momento. 
  • No deje ningún objeto a la vista dentro de su automóvil: maletines, portafolios, prendas de vestir, bolsas con alimentos, etc. Considerando la legislación vigente, estudie la posibilidad de oscurecer los vidrios de su vehículo como medida adicional de seguridad, y circule siempre con las puertas aseguradas y con los vidrios de las ventanas subidos. 



  • En el tráfico, cuando esté sin poder avanzar trate de no dejar espacio por el lado del conductor por donde pueda pasar una moto. Deje espacio suficiente entre su vehículo y el que lo precede de tal forma que pueda maniobrar intempestivamente si fuera necesario. 
  • Acostúmbrese al uso de los tres espejos retrovisores. Si es seguido por un motorizado por más tiempo de lo normal, frene su automóvil, de tal manera que este se vea obligado a adelantarlo. Con toda seguridad que el motorizado al ver que usted sospecha, seguirá de largo pues ya perdió el factor sorpresa que estaba a su favor. 
  • No recoja desconocidos, no importa el sexo o la apariencia; el delincuente no tiene una etiqueta. Tenga cuidado con escenas en las que alguien parece tener problemas de avería en el automóvil o de un accidente, pudiera ser un simulacro. En este caso no se detenga, repórtelo por su teléfono celular. 
  • En caso de ser sorprendido por un delincuente, recuerde: su vida vale más que su vehículo. 

Finalmente, SIEMPRE ATIENDA A SUS INSTINTOS. 

Cuando Camine en la vía publica:

  •  En la medida de lo posible evite la rutina: salir a la misma hora, pasar por los mismos lugares, etcétera. 
  • Manténgase atento y vigilante de todo lo que sucede a su alrededor; así podrá captar las señales de peligro y tener la oportunidad de huir del sitio y así evitarse problemas. Recuerde que la mejor manera de ganar una pelea es no tenerla. 
  • Cuando camine sobre las aceras, hágalo alejado del borde que da hacia la calle, así evitará los posibles arrebatos. Lleve bolsos u otras pertenencias de valor al frente contra su pecho y cubiertas por el antebrazo. 
  •  De noche, evite caminar sobre aceras poco iluminadas y con posibles sitios que puedan servir de escondites para malhechores (árboles grandes, arbustos de follaje tupido, muros bajos, etcétera.). Es preferible caminar esos trechos por el medio de la calle. 
  •  Cuando espere para abordar un transporte público, no permanezca inmóvil en un solo lugar, cambie de vez en cuando de posición y siempre esté pendiente de su entorno. 
  • Cuando observe las vidrieras trate de utilizarlas como espejos y vea lo que sucede a sus espaldas. No permanezca absorto frente a una exhibición, es preferible entrar al negocio y pedir que nos muestren lo que nos llamó la atención. 
  •  Evite en lo posible las aglomeraciones, si observa algo anormal cruce la calle y aléjese del lugar. 
  •  Sea discreto en el uso de joyas y prendas de vestir que realcen su imagen de persona adinerada ya que esta es de gran atractivo para delincuentes en busca de objetos de valor. En lo posible, trate de pasar inadvertido. 
  •  Desconfíe de los motociclistas, es especial de aquellos que conducen en dirección contraria a la permitida o que se vuelvan bruscamente hacia usted. Preste especial atención a motos tripuladas por dos personas (no importa el sexo). Recuerde que un gran número de arrebatos y de atracos en la vía pública son cometidos por tripulantes de motocicletas. 

  •  De preferencia tome taxis formales (amarillo o de empresas). Antes de subir a un taxi verifique que las manijas interiores y pestillos de encuentren en buen estado. 
  •  Inmediatamente de subir a un taxi trabe todas las puertas, y verifique que la puerta delantera derecha (del acompañante del conductor) también está trabada. 
  •  No tome taxis con los vidrios polarizados, placas borrosas o sin placas. 
  •  Al salir de un banco o cajero automático nunca suba al primer taxi que vea. 
  •  Siempre que utilice los servicios de un cajero automático bancario, hágalo de prisa, memorice su clave secreta, evite consultar su saldo para luego hacer un retiro, tome su dinero, su tarjeta y el comprobante de la transacción y guárdelos en su cartera. No tiene ningún sentido el contar su dinero a la vista de las demás personas. Evite hacer estas operaciones de noche o en sitios aislados si no está acompañado. 
  •  No preste atención a desconocidos que le ofrezcan gangas, relojes, cadenas, billetes de lotería o cualquier otra cosa que parezca de valor, muy frecuentemente hay una doble intención del oferente, no sea usted la víctima. 
  •  Si va a cambiar moneda extranjera, hágalo sólo en establecimientos formales, con garantía. 
  • Cuando ocurran determinadas circunstancias favorables a la autodefensa, esta puede y debe ejercerse. Tenga en cuenta que el asaltante está nervioso y es también vulnerable a una actitud resuelta y valerosa por parte de la persona que está siendo atacada. 
  • Si por el contrario, usted es sorprendido y sometido, mantenga la calma y no oponga resistencia, no haga movimientos bruscos u otros que puedan hacer suponer al delincuente que usted empuñará un arma o hará resistencia. 

 

  • Jamás actúe con el factor sorpresa en su contra. Manifieste su deseo de cooperar; ninguna posesión material aun teniendo un alto valor sentimental, tiene el valor de su vida o la de los suyos; no discuta y entréguelas. No mienta si le preguntan algo que posteriormente puedan verificar. Tenga en mente algo muy importante, el criminal está acostumbrado a la violencia, usted no. 
  •  Finalmente, si de todos modos es victima de un delito, siempre realice la denuncia respectiva, y colabore en todo momento con las autoridades de seguridad. 

¿Cómo se debe proceder si, pese a todo, se es víctima de un hecho de inseguridad?

Intentar mantener la calma, evitar reacciones desmedidas y movimientos sospechosos; con voz lo más pausada posible se debe intentar tranquilizar al delincuente y decirle que uno no opondrá resistencia, a cambio de no salir lastimado. 
Se debe informar todo movimiento que se vaya a hacer (como sacar la billetera de un bolsillo), tener las manos bien visibles y no gesticular. 
Procure no mirar a los ojos del delincuente y mantenga la calma. 

llame al 101

siempre haga la denuncia

 

Un comentario

  • SOL CELESTE

    LOS VECINOS DE SALDAN ESTAMOS MUY DESCONFORMES POR LA FALTA DE PATRULLA JE EN LA ZONA
    NECESITAMOS CON URGENCIA QUE ENVÍEN MÓVILES PARA CONTROLAR YA QUE TODOS LOS DÍAS A TODA HORA SOMOS VICTIMAS POR DELINCUENCIA //SE TOMARA MEDIDA PUBLICAS POR VECINOS Y COMERCIANTES //

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *